Páginas vistas en total

domingo, 18 de junio de 2017

Feliz día papito

Hace mucho que no escribo. A veces me es muy difícil regresar a este blog y plasmar lo que siento, en los últimos meses me he sentido incapaz de hacerlo... pero de alguna manera siempre termino regresando aquí, a este rinconcito en el que puedo decir abiertamente lo que siento. 

Hoy es el día del padre y son 25 años sin mi papá... A veces es difícil imaginarlo o pensar que alguna vez tuve a mi padre al lado... Por estas fechas me siento bastante triste y este año los días previos han sido fuertes... Espero que las personas que tienen a su papá al lado, lo puedan disfrutar, incluso los malos momentos, las discusiones, porque lo tienen ahí, a su lado... disfruten de sus papás y de cada momento de sus vidas.


Carta a mi papito:


Como todos los días del padre desde que te fuiste no tengo a quien decirle feliz día papá, no tengo a quien abrazar, a quien hacerle un regalo o una tarjeta, a quien ver reír al pronunciar esa palabra que no digo hace tantos años a nadie: "papito" o "papín" como yo te decía... ¿Sabes cuánta falta me haces ahora? Demasiada. ¿Sabes cuánto te extraño?... ¿Podrás escucharme o verme? ¿Pensarás en mí? ¿Me recordarás? De los pocos recuerdos que tengo de ti, me acuerdo cuando te hicimos unas galletitas espolvoreadas de azúcar y te las regalamos en  una latita; para ti todo lo que te dábamos tus hijos y tu esposa era oro... al igual que tu sonrisa y tu cariño lo era para nosotros... o un portalápices verde, hecho de una caja de pasta de dientes forrada de papel lustre verde,en dónde ponías tu portaminas. Te lo hice  en el nido y lo usabas siempre mientras trabajabas en tus planos como veo en una foto que mi mamá guarda en un álbum dedicado a ti... estás ahí sentado, trabajando, rodeado de planos, esforzándote siempre para darnos lo mejor... 

Me acuerdo también cuando me hacías dibujitos, cuando me llevabas al nido, jugabas conmigo y mi hermano... y recuerdo que eras un papá amoroso, dedicado, bueno, trabajador, el mejor padre que pude haber tenido... doy gracias a Dios por ti... por todo el cariño que me diste y dejaste en mi corazón, por tus abrazos, besos, risas, caricias, por tus cuidados, porque me quisiste tanto, por todo lo que nos diste con  tanto esmero y mucho amor... 

Si tan sólo pudiera volver el tiempo atrás y verte una sola vez más, sería inmensamente feliz, pero sé que no es posible... sólo te seguiré viendo cuando vengas a mis sueños, en los que a veces te puedo ver claramente y pocas veces tengo la dicha de poder abrazarte...


Me imagino ¿cómo habría sido mi vida contigo a nuestro lado? Creo que muy distinta... todo hubiera sido tan diferente...  


Me siento orgullosa de ti papá querido y siempre te voy a llevar en el corazón. No existe un día en el que no te recuerde ni te añore y tal vez nunca lo exista porque el vacío que dejaste no se llenará jamás con nada. Tu amor no se borrará, aunque tu recuerdo no sea nítido porque solo tenía 6 años cuando te fuiste, cuando te arrancaron de mis brazos... cuando me quebraron el corazón... pero yo te prometí que voy a seguir adelante y a pesar de todos los obstáculos y tropiezos que he enfrentado hasta ahora... cada día lucho por albergar esperanza en el corazón para que tu te sientas orgulloso de mí y me veas ser feliz aquí, para que sepas que intenté seguir las cosas buenas que me enseñaste con tu ejemplo... Este lugar, es mi homenaje para ti papito Toño porque mereces ser honrado y recordado siempre y yo siempre voy a tenerte en mi memoria y en mi corazón. 


Te mando un abrazo muy fuerte hasta el cielo. Mándame muchas fuerzas para poder seguir con esta vida, en la que tu haces falta... y para poder cumplir mis sueños, para mantener la esperanza, que es lo más importante... 


Te quiero mucho, para siempre.


Marilú.


Mi papito y yo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario