Páginas vistas en total

miércoles, 5 de febrero de 2014

Por la vida animal...

En las entradas anteriores he hablado de mí vida... y he pedido justicia, paz, que se deje la violencia de lado. Pues hoy quiero expresar mi oposición no solo por la violencia y el maltrato hacia la vida humana... sino también hacia la vida animal.

Me desgarra el corazón cualquier tipo de daño, menosprecio o falta de sensibilidad hacia los animales. Vemos como ellos carecen de protección y ya es hora de que se los cuide, se los valore y se los respete.


Tengo una familiar (no humana) que recogí en la calle, hambrienta, flaquita, expuesta al frío y al hambre... cuando la vi no dudé en ayudarla y luché muchísimo para poder quedármela y darle el hogar que merecía.. 


Así como ese caso, hay muchos animalitos que necesitan amor, no rechazo. Abrigo, no que los tiren a la calle. Apoyo y protección en todo sentido... Muchas veces  veo animalitos tirados como basura...  Yo sé lo que es perder tu hogar, y eso no se lo deseo a ningun ser humano, ni a ningún animalito. Y si digo esto es porque lo siento de corazón y lo pienso cada vez que veo a un ser abandonado. Seres inocentes... que tienen que vivir una vida que no merecen, porque lo que les corresponde es la felicidad...


Cerca de Tarata, en Miraflores existe un parque en dónde hay gatitos hermosos, de todos los colores, tamaños... que deberían ser un orgullo para todos, mientras encuentran un hogar. Ellos son parte de nuestro mundo. Y por haber vivido en ese distrito 6 años de mi vida, para mí son muy especiales.


Sería maravilloso que se les apoye siempre y que  no solo lo hagan las personas que van de voluntarios y dedican su tiempo y cariño a ellos... sería increíble que se deje de botar gatitos ah como si fueran un objeto que no sirve o algo desechable... Me parte el alma verlos ahí. Encontrar gatitos bebés, en medio del frío... Por favor hago un llamado para que las personas que realmente tienen un espacio adopten a un gatito. Ya sea bebé o más grande, todos tenemos derecho a un hogar y a ser felices. Denles una o mil oportunidades.


... Y no solo a esos gatitos, sino a todos los animalitos callejeros. No los maltraten, no los boten, no se burlen de ellos, no los espanten. Por favor, ayúdenlos. Aunque sea con una vasija con agua fresca. Pero aprendamos que este mundo es tanto de los humanos como de ellos. Cuantos animalitos están esperando por ti, por tu ayuda, por tu calor... Nunca los abandones, ni los desprecies... a ninguno...


Sin el cariño de mis animalitos hubiera sido tan difícil resistir muchas cosas a lo largo de mi vida. Ellos dan fuerza y amor incondicional y están ahí cuando lloras... y cuando ríes... Lo único que debemos hacer es cuidarlos y quererlos. Una caricia, es su todo... es su vida... 


Hace dos años soy vegetariana y yo no puedo decidir que los demás lo sean. Para mí es la mejor opción en ese aspecto.


Pero hay algo que es cierto; nadie tiene derecho a maltratar una vida inocente. No se necesita matar para dañar a alguien. La indiferencia también daña y mucho. La burla... la falta de compasión...   


Gracias por leerme.


Dedicado a cada uno de ustedes, pequeños y grandes seres maravillosos. A los años de amor que me han brindado, muchos de ustedes... y esto es por su derecho a una vida digna. Crezcamos como seres humanos y valoremos lo que Dios nos ha dado. No destruyamos lo más hermoso que tenemos; la vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario